Y si eres de bajo mantenimiento, prueba los reflejos.