Si teñir tu cabello te pone nerviosa, elige un tono con más de tres tonos diferente a tu color natural.