Si tu cabello está dañado, un gloss es una buena manera de refrescarlo sin tener que dañarlo con más color.